POST PATROCINADO

A veces surgen ocasiones en las que necesitamos utilizar un tema musical en diversos ámbitos. Por ejemplo, para algún tipo de espectáculo audiovisual, como un espectáculo de magia, una convención de empresas, porque somos programadores y estamos creando un videojuego… En muchos de esos casos acabamos tirando de música comercial por la que debemos pagar unos importantes royalties a sus autores (por medio de la SGAE generalmente), o directamente pirateando dicha música, con el consecuente riesgo legal que nos genera. ¿Y si todo esto fuera mucho más fácil?

Cuando un cineasta como David Lynch trabaja en una nueva película o serie, por lo general acude a un músico, Angelo Badalamenti la mayor parte de las veces, que a cambio de un salario, royalties, etc, le compone unos temas a medida para lo que él necesita. Cuando no tenemos problemas de dinero o tiempo, ésta la mejor solución, por supuesto. Pero para el común de los mortales, tenemos una alternativa mucho más manejable y económica, ¡incluso gratis!

Si necesitas música, por el motivo que sea, y no quieres pagar dinero por ella, puedes acudir a música libre de derechos de autor. Por lo general, es música que el autor de la misma pone a disposición de la comunidad de una forma gratuita, normalmente sólo a cambio de una mención y/o link a la página del autor en el lugar donde se vaya a utilizar (en una página web, en un videojuego, etc). De este modo ambos ganan: el usuario de la música consigue música de calidad a coste cero, mientras que el autor de la misma consigue un espacio donde hacerse visible.

Es importante remarcar el uso de la licencia de la canción o canciones a descargar por el usuario. Si no se nombra al autor (siempre que la licencia especifique que le debe nombrar para utilizarla de forma gratuita, claro), estaríamos cometiendo la misma ilegalidad que si utilizamos una canción de cualquier disco comercial que hayamos bajado por internet. El que sea gratis no nos exime de cumplir las obligaciones que la licencia nos impone y, en este caso, no son más que nombrar al autor del tema. Mucho mejor que pagar dinero por la canción, ¿verdad?

En algunos casos, tras escuchar la música que el autor ha puesto a disposición de la comunidad de forma gratuita, quizás deseemos que el mismo autor nos componga un tema con indicaciones más específicas. Este es uno de los objetivos que estos autores persiguen liberando música libre de derechos, dar a conocer su trabajo y conseguir trabajos de pago gracias a esa publicidad. Y es que muchos podrán pensar que la música libre de derechos de autor es música de mala calidad, pero nada más lejos de la realidad. Podemos encontrar obras de gran calidad que nos van a permitir acompañar nuestras presentaciones, vídeos de youtube o cualquier proyecto que tengamos entre manos y necesite un acompañamiento musical.

Y recuerda, los autores no trabajan gratis, ponen a disposición de la comunidad sus temas de forma gratuita por voluntad propia. Utilizando esa música y citando o enlazando su web, cerramos el círculo de la colaboración entre autores y usuarios. Y todo dentro de la legalidad.

Show Buttons
Hide Buttons