Ni qué decir cabe que Twin Peaks se convirtió en una serie de culto tras su estreno en los noventa. El asesinato de Laura Palmer pasó a ser en un tema recurrente en las conversaciones de todo el mundo, y tratar de descubrir a su autor fue uno de los mayores misterios de la década. David Lynch y Mark Frost habían creado una ficción que marcó un punto de inflexión en el mundo audiovisual y en el modo de contar historias en televisión.

En 2014 se anunció que Lynch y Frost se pondrían manos a la obra en una tercera temporada de la serie. La noticia sorprendió en el mundo entero, y es que la ficción regresaba 25 años después de haber tocado a su fin. Los productores hicieron público que esta nueva entrega contaría con un total de nueve capítulos, número asociado a la buena fortuna en Noruega, región en la que triunfa el Nordic noir con el que tantas veces ha sido comparada la ficción, pero algo extraño para una temporada de una serie, que acostumbran a quedarse en 8 o llegar hasta la cifra redonda de los 10 episodios. No obstante, finalmente el número se multiplicó por dos y fueron 18 los capítulos en los que Lynch trató de dar un cierre definitivo a una ficción que marcó a toda una generación.

Desde entonces han sido muchas las series que han tratado de seguir la estela de Twin Peaks, buscando la tecla perfecta entre el misterio, el terror y lo sobrenatural. Pocas, por no decir ninguna, lo han conseguido. Sin embargo, en los últimos meses ha llegado a España una ficción nórdica que ha sido calificada por la crítica como una digna sucesora de la gran obra de Lynch. Hablamos de Jordskott.

Englobada dentro del Nordic noir del que hablábamos antes, el género policial escandinavo con características propias, Jordskott vio la luz en el año 2015 en Suecia, pero no ha llegado a nuestro país hasta hace bien poco. Filmin se hizo con los derechos de emisión de la serie y estrenó su primera temporada el pasado mes de noviembre, convirtiéndose en todo un fenómeno dentro de la plataforma. El éxito que cosechó en su país natal la llevó a una rápida renovación por una segunda temporada que acaba de aterrizar en la plataforma de streaming española. Actualmente se encuentran ya rodando la tercera.

Pero, ¿de qué va exactamente Jordskott y por qué ha sido comparada con Twin Peaks? Como decíamos, el Nordic noir cuenta con una esencia propia y, mientras en el género policial norteamericano lo que se prima es buscar al culpable, en el nórdico el entramado social que rodea al suceso cobra una mayor importancia. Los secretos, las mentiras y los misterios del pasado se dan la mano para tejer una trama en la que se nos guía a la resolución del caso, pero pasando antes por una gran variedad de subtramas que nos hacen dudar de todo cuanto estamos viendo. Jordskott aplica esta receta en una historia que gira alrededor de la policía Eva Thörnblad, que tras la muerte de su padre regresa a Silverhöjd. Lo hace siete años después de que su hija Josefine desapareciese a orillas de un lago en el bosque. Nunca se encontró su cuerpo, ni ninguna pista que pudiese arrojar algo de luz sobre el paradero de la pequeña. Simplemente desapareció sin dejar rastro. Ahora, una nueva desaparición de un niño en la misma zona en la que se perdió la pista de Josefine obliga a Thörnblad a poner en marcha una investigación que se basa en una posible relación entre ambos casos. Es en este momento cuando los secretos de los habitantes del pueblo comienzan a salir a la luz; crímenes y desapariciones que siempre tienen al bosque como protagonista. Y es precisamente aquí donde la crítica encuentra esas referencias a Twin Peaks, en el excepcional trabajo de fotografía de la ficción que consigue que el pueblo fantasmagórico donde tienen lugar los sucesos se asemeje enormemente al creado por Lynch. La mezcla entre el misterio, el género policial y ese toque sobrenatural, unido a esa importancia de la naturaleza presente en todas las ficciones de este género, hacen el resto.

La ficción, que ha sido considerada por muchos como la mejor del género en los últimos años, dosifica la información a lo largo de los 10 episodios con los que cuenta su primera temporada. Eso sí, cada uno de ellos dura más de una hora, así que habrá que echarle tiempo para comprobar si Jordskott es digna heredera del legado de nuestra querida Twin Peaks.