Javier J. Valencia analiza el capítulo 3×05 en el blog El pájaro burlón

Os dejo con un extracto:

Aunque Twin Peaks haya llegado a su quinta hora, puede decirse que todavía se encuentra en el primer acto de esa “película por partes” de 18 horas que clama David Lynch que es realmente esta tercera temporada. Todavía las piezas se están situando en el tablero, los personajes nuevos se van presentando a modo de incesante goteo y del mismo modo vamos recuperando a las viejas caras: la aparición de cada una de ellas es un hormigueo en el estómago del twinpeaker más irredento. Las tramas siguen siendo un misterio insondable sobre del que, de momento, solo se puede teorizar: ese misterio es aún más obsesivo que el ¿Quién mató a Laura Palmer? ya que de momento ni siquiera hay una pregunta clara a la que aferrarse. Como atraídas por un imán, las intrigas -dispersas, pero ninguna principal- situadas en Dakota del Sur, Buenos Aires o Las Vegas parece que van girando y miran, aunque sea de reojo, hacia Twin Peaks…

Lee el análisis completo aquí